Como Evitar Peso

Soluciones para el Sobrepeso

Anorexia, Bulimia y Obesidad  

Trastornos de alimentación

No confundir el sobrepeso con la obesidad. La obseción por la delgadez, nada tiene que ver con un peso saludable y ha hecho emerger las dos caras de una misma siniestra moneda, anorexia y bulimia.

A la hora de tomar la decisión de adelgazar y evitar el sobrepeso debemos saber más…

Tanto la obesidad, como la bulimia y la anorexia son trastornos de la alimentación de origen psicológicos en la gran mayoría de los casos.

Obesidad es una enfermedad crónica, que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo; es decir cuando la reserva natural de energía almacenada en forma de grasa corporal se incrementa hasta un punto,  donde está asociada con numerosas complicaciones,  como ciertas condiciones de salud o enfermedades  cardiovasculares, diabetes, apnea del sueño, ictus, osteoartritis, así como a algunas formas de cáncer, padecimientos dermatológicos y gastrointestinales.

Bulimia es un comportamiento en el cual el individuo se aleja de las pautas de alimentación saludable consumiendo comida en exceso en periodos de tiempo muy cortos (lo que le genera una sensación temporal de bienestar), para después buscar o eliminar el exceso de alimento a través de ayunos, vómitos, purgas o laxantes, motivado por un gran sentimiento de culpa y sensación de angustia.

Anorexia como síntoma, describe la inapetencia o falta de apetito y puede ocurrir en diversas circunstancias, mientras que la anorexia nerviosa, es  una enfermedad específica caracterizada por una pérdida auto inducida de peso acompañada por una distorsión de la imagen corporal.

Los trastornos del comer consisten en devastadoras enfermedades conductuales, que pueden incluir trastornos emocionales y de la personalidad, presiones familiares, sensibilidad genética o biológica y una cultura en la que existe una sobreabundancia de comida y una obsesión con estar delgado.
Las personas que padecen de estos trastornos comparten ciertas características:

-Comen independientemente de su hambre o saciedad. Además, en algún momento, los patrones de alimentación pueden incluir desde una ingestión constante hasta una dieta estricta, pasando por períodos de abstinencia total o el uso de laxantes o medicamentos destinados a quitar el apetito. Esto puede producir cambios en pocas semanas de la imagen corporal en algunos pacientes.

-Socialmente se sienten ignorados o controlados por las personas de su entorno.

-Su propio comportamiento, hace que reafirmen la idea de que son incomprendidos.

-Reaccionan de modo evasivo, negativo y competitivo.

-Poseen una visión de sí mismos, un tanto desagradable, descalificativa e insatisfactoria.

-Por lo general, se ven a sí mismos más gordos de lo que realmente son. Tienen pánico de engordar, creen que la única manera de evitarlo es adelgazar sin límites y reconocen tener debilidad por la comida, desarrollando en ciertas ocasiones conductas extrañas como la de ocultar alimentos o comer a escondidas.

-Estos desajustes  provienen por un sentimiento de incapacidad e ineficacia personal, acompañado de una baja autoestima.

-Necesitan la aprobación de los demás y la confirmación a través del juicio de los otros.

Es de suma importancia tener presente que no existe una cura milagrosa para los trastornos de la alimentación, ni píldoras, ni palabras mágicas. Estas enfermedades implican problemas contra los que los pacientes han luchado y seguirán luchando durante la mayor parte de sus vidas. Pero un buen programa de tratamiento ayudara a reforzar la autoestima y enseñará cómo enfrentare a los problemas sin incurrir en conductas autodestructivas, ayudando a restaurar la salud y la fuerza físicas.

Las pautas a tener en cuenta para abordar estos trastornos son:

-Aprender a comer normalmente, eliminando los pensamientos destructivos asociados con el comer, la comida y el peso.

-Elevar la autoestima, la confianza, la independencia.

-Reforzar los valores positivos y modificar hábitos perjudiciales para la salud.

-Reflexionar acerca del pasado, desde la infancia, para descubrir las posibles influencias que desencadenan el comportamiento actual, teóricamente se adquiere de esta manera una nueva percepción de los actos y se posibilita el cambio.

-La terapia de grupo es valiosa, sobre todo  en el tratamiento de la bulimia.

En un estudio realizado, aplicando una técnica conocida como imágenes guiadas, se redujo la frecuencia del comer excesivo  en casi un 75%; este método emplea audio cintas para evocar imágenes que reducen el estrés y ayudan a lograr metas específicas. Aunque las mujeres con trastornos del comer son comúnmente descalificadas para la cirugía plástica, otro estudio reportó que en las mujeres cuya bulimia era estimulada por el tamaño grande de los senos, la cirugía de reducción de ellos,  fue eficaz en la resolución del trastorno del comer.

Factor de riesgo

La competencia y el riesgo de contagio son dos de los peligros que encierran los trastornos de la alimentación, en especial la anorexia. El doctor Morandé explica que, en muchas ocasiones, el deseo de perder unos kilos se convierte en una competición entre amigas. «Cada una siempre se verá más gorda que la otra e intentará seguir con su plan de adelgazar. Además, entre ellas se apoyan y respaldan para conseguir eliminar el sobrepeso. También puede producirse el efecto dominó. «Hemos comprobado que, cuando una niña logra estar más delgada y consigue así la admiración del resto del grupo, se produce una especie de contagio. Esto provoca que las amigas de su entorno quieran parecerse a ella y acaben también enfermando».

Adelgazar ¿Obesidad o Sobrepeso?Tener presente en todo momento la gran importancia del equilibrio mental, emocional y físico, para poder hacer la elección adecuada para adelgazar y permitirle al cuerpo disfrutar de una imagen espléndida y por sobre todas las cosas, saludable en plena armonía.

 

Suplementos Naturales para Perder Grasa

GRATIS AHORA!!!


Share and Enjoy

Comentarios (7) Publicado el Lunes, abril 23rd, 2012